lunes, 5 de mayo de 2008

Ya llegó la primavera






Tengo la casa llena de flores... flores de ajo en la sala para espantar a los vampiros, maraca y estrellitas en la entrada para acompañar al hermosísimo escriba cuyo nombre aún no he encontrado, girasol junto al teléfono para hacer las conversaciones más alegres, hortensias en la jardinera para alegrar a los colibríes que me visitan y más estrellitas en mi buró cuidando a mis señores cara de papa... ¡me encantan las flores! Y me encanta vivir en México, país florar por excelencia.


4 comentarios:

odette farrell dijo...

Se ve bellísimo tu depa Darth!!! Ahora sí parece HOGAR :)))

Que envidia me das... yo en cambio me estoy desapegando de todo lo que tengo pues lo tendré que dejar pronto.

Lo que sí me desconsuela son mis plantas a las que le tengo tanto cariño... y una jacaranda que siempre he querido plantar y que tendrá aún que esperar en su maceta, pues espero que el día que vuela a México pueda comprar un terrenito donde la pueda plantar...es algo que le prometí a ella :) y curiosamente algo sospeché de ese terreno que perdimos en Xochimilco, pues jamás me provocó plantar ahí mi jacaranda...

Anónimo dijo...

Me gustan las flores, aunque las de ajo me hacen recordar la novela de Drácula.

Las hortencias me encantan, me traen recuerdos del convento de las "Madres del Perpetuo Tamal" dónde me llevaban a la doctrina para poder hacer la primera comunión allí mismo...

Epocas clarobscuras, luego te platico porqué.

Pero las flores son como alimento para la vista, para el alma.

Ditaur dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ricardo Arce dijo...

qué bonita casa tiene usted... tan bonita como las flores que la adornan.