domingo, 6 de enero de 2008

Reflexiones de un año que se fue

Para mí, 2007 fue muy malo, en muchos sentidos. Económicamente, nunca había estado tan endeudada y tan exigida por mis acreedores. Nunca me había sucedido antes, ¡y espero que no me vuelva a suceder! que ninguna, nin-gu-na, o sea, cero, de mis chorromil tarjetas, pasara en una compra. En todas debía al límite. Fue el año de jugar al escondite, al no contestar el teléfono, al no estoy.... En cuestión trabajo, fue el año en que se cayó el teatrito de mi trabajo. Un trabajo que me gustaba, que consideraba estable, con muchas presiones pero con un jefe buena onda... que se volvió mala onda a finales de año. Los problemas, las malas decisiones, las crisis, lo cambiaron. Y me cambió. Después de ser la segunda de a bordo, me convertí en la apestada, la congelada, la excluida... el jefe no fue leal, al verse acorralado por los resultados de sus malas decisiones, pensó que podía librarse echando culpas... y ahí estaba yo. Me dolió. Pensé que era mi amigo, pensé que me tenía aprecio verdadero. Me traicionó. Malo también fue el año en cuestión amigos: me disgusté con mi gran amiga, y ella ni cuenta se dio... siempre ha sido egoísta, sin embargo por alguna razon, este año me molestó su egoísmo... y me enojé con ella. Ella, no se percató... me sentí mal, muy mal. Lloré. La pasé mal. La sigo pasando mal. La relación no se ha restablecido al 100%... Malo en cuestión familiar, también: mi familia en Europa, hermana y suegra, ambas, solicitaron su divorcio. Problemas. Europeos sí, pero a fin de cuentas son extranjeras, mujeres, de un país "en desarrollo", que a la hora de la hora, decide que es mejor proteger a sus hombres adúlteros, misóginos y avaros (como buenos europeos). Malo en cuestión manejo de casa: lavadora descompuesta varias veces, muchacha de muchos años que de repente decide irse, vidrios rotos continuamente, cuentas de luz exageradas, periódicos que no llegan, cortes de luz por sobrecarga en la zona, plantas que se mueren, jardinera que se marchita, focos que se funden continuamente... Malo fue también porque, por trabajo más que por dinero, este año viajé poco... sólo un par de viajes a Las Vegas y a Orlando... y un par de VTP's de fines de semana a Los Cabos y Cancún... que no saben a nada... Cero viajes ricos de descubrimiento, cero viajes a Puerto Vallarta, cero viajes de fin de semana... cero nuevos lugares...
Sin embargo, hubo cosas buenas: estamos juntos, y nos queremos, R, el pequeño P y yo. Nuestros amigos, J y M, nos invitaron muchas veces a su casa en Valle, y más que otras cosas, estrechamos relaciones. Descubrimos que tenemos mucho en común y que si nuestros hijos se llevan bien, nosotros podemos llevarnos mejor. Sentimos el cariño y nos encariñamos. También fue bueno el tener salud... ¡al menos este año no me troné rodillas ni fuimos a dar al hospital! Fue bueno el descubrir el "blogueo", fue bueno el invertir en departamentos de interés social... Se estrecharon algunas relaciones familiares, aunque otras se perdieron... conocí nuevas personas e hice nuevos amigos... incluso virtuales (gracias, precursor de los pan cakes), me hice a la idea de que la gordura y la apariencia física no son tan importantes como el ser buena amiga, el escuchar a quien quiera contarme algo y el saludar a todos, invariablemente, me devuelvan o no, el saludo. Fue bueno el ser reconocida, al final del año, por gente que trabajaba conmigo como la persona con más carácter y arrastre.... También fue bueno relajarme y dejar de hacer reuniones... y dejar de pensar obsesivamente en los menúes y los arreglos para la reunión.... fue bueno no tener agenda en la bolsa... fue bueno cambiar de tinte de pelo a finales de año y descubrir que la báscula no es tan importante como la actitud... fue bueno descubrir que es bueno leer blogs... y que de vez en cuando puedo prescindir de mis columnas políticas... éso fue bueno...
En fin...

6 comentarios:

Mandarina Acida dijo...

Fue un buen año no?? bueno yo te lei y eso lo hace un poco mas bueno para mi jiji...
Te dejo un abrazote fuerte... y bueno los ayocotesss son frijoles grandoteees que tienen un sabor un poco dulzon a comparacion de los frijoles normales... y mi abuela los prepara molidos con cebolla (mucha cebolla picada finamente), oregano y tomillo y aceite de oliva mmm le salen deliciosos!!!

Anónimo dijo...

La vida es un continuo cambio... yo quizás no cambie por fuera pero sí que he cambiado mucho por dentro. Sí, es correcto, siento que nuestras vidas están tomando distintos rumbos, nuestros intereses son diversos y sí la amistad no está al 100%. Pero así es el curso de las cosas, tu siempre has estado conmigo en mis tiempos dificiles y yo espero estar también contigo ahora, podemos recorrer diversos caminos, distanciarnos en nuestros intereses, pero el cariño y la amistad prevalecerá si es verdadera y yo sé que lo es.
También lo acepto soy muy egoista... es algo que intento cambiar, pero ahí está...

Anónimo dijo...

De nuevo con varios días de retraso, pero con gusto de leerte.

Es difícil ver que alguien se abra de esa manera, el 2007 bueno, fue un buen año, así, a secas, con cambios en lo económico que me hicieron pensar, con amigos que se fueron, así, a nuestra edad, en la juventud (así me siento).

Hora de replantear muchas cosas y pensar de qué vamos a vivir en el futuro ya que los clientes no son eternos ni fieles.

2008, hora de empezar nuevos proyectos y seguir echándole ganas, así es para los que no tenemos ninguna prestación y tendremos que trabajar hasta el último día que vivamos.

Saludos.

ºÉl (Ricardo Árbol) dijo...

jeje, precursor de los panes esos.

En la tierra del señor hay de todo, pa todos y sí, es bueno saber que no fue un buen año,pero sabemos que será mejor, mira que yo ya me hacía cortando pasto y caminando bajo la frescura primaveral de cuernavaca (hasta chille) y mírame, tronándome los dedos para pagar la renta... pero feliz, muy feliz.

No ira mejor, amiga Cometa.

La Vampi dijo...

El blog es la pura buena onda!!! A mí por eso no me gusta el año nuevo, no me gusta pensar en "lo del año", porque de todos modos sigue otro... así que a seguir la canción mamacita, a seguir la canción.

Lear dijo...

Primero me enojé y pensé: uta, sí, está horrible viajes VTP y a las Vegas, qué asco. Luego entendì: es cierto que no importa a dónde vayamos si el lugar no nos aporta nada. Una disculpa por prejuzgar y un agradecimiento por el post. Ànimo, es año nuevo (o eso dicen).